Retratos de ciudad

Desde el viernes 7 de septiembre y hasta el Domingo 29 de septiembre, se exhibe una muestra de mi trabajo en la Casa de Cultura Wenceslao Labra, en el municipio de Zumpango, Estado de México.

Los que somos seres de ciudad estamos acostumbrados a vivir los momentos tan rápidos como éstos pasan.  Cada instante del día se va en el vaivén de la gente, el ruido de los automóviles, la intermitencia de las luces, y el murmullo de las voces que se escuchan cerca y lejos.  En el recorrido cotidiano, la ciudad se vuelve el paisaje común y el espacio en el  que todo pasa, en el que nosotros mismos nos reconocemos.

Y precisamente, el tema principal de la presente muestra es ese andar cotidiano por la ciudad. Está integrada por 16 piezas en las que se muestran escenas comunes al espacio urbano, y que se agrupan en tres corrientes principales, una serie de piezas en blanco y negro, un grupo de pinturas a color y una serie de dibujos sobre mapas.

Las pinturas a color nos muestran instantes, como si fueran capturados en momentos simples. Y nos dejan ver escenas congeladas de espacios abiertos. Estas piezas forman parte de la obra más antigua del autor, realizada hace varios años, y en la cual podemos identificar perfectamente la imagen que observamos.

La serie de obras en blanco y negro (o mejor dicho, en varios tonos de gris), está basada en imágenes cotidianas, pero procesadas a partir de sus valores tonales, con un ejercicio de delimitación de grises, que hacen que el resultado nos parezca mucho más cercano a la gráfica y al dibujo.  Además las escenas son recortadas, y podemos ver cómo el espacio parece pequeño para lo que se muestra dentro.

Y finalmente, los dibujos sobre mapa hacen reseña a la visión que tenemos de la ciudad cuando ésta es demasiado grande como para reconocerla toda.  Las megaciudades, como la cercana Ciudad de México, sólo se pueden comprender completas con la referencia esquemática y abstracta de un mapa que nos indique puntos de origen y de llegada, sin tener que experimentar todos los puntos del recorrido. Llaman la atención dos dibujos de esta última serie, que han sido realizados ex profeso para esta exposición y que toman como referencia las calles de Zumpango, como un espacio urbano.

La muestra estará abierta hasta el 29 de septiembre.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

La ciudad en blanco y negro

Tacuba, Óleo sobre madera, 50 x 60 cm, 2011, Eduardo Muñoz

“Callada y sumisa, la ciudad permanece siempre en el paisaje cotidiano. Es transitable, habitual y disforme: es el lugar en el que todo pasa. No es el trasfondo de ese acontecer de las cosas, sino que es la materia propia que lo genera, es el concreto de los edificios, el sonido de los autos y el olor las personas. Se reconoce desde los espacios públicos y los puntos de tránsito. Es en donde todo se gesta.”*

Desde hace mucho tiempo, he tenido una gran fascinación por la representación de escenas urbanas. Me gusta mucho caminar y reconocer los espacios públicos. Me gusta el ambiente del centro histórico de la ciudad, los aromas, el rumor de la gente y el paisaje fragmentado por los edificios, lámparas, cables, autos.

Taxi, Óleo sobre madera, 50 x 70 cm, 2011, Eduardo Muñoz

Camión, Óleo sobre madera, 50 x 60 cm, 2011, Eduardo Muñoz.

Quiero mostrarles una serie de obras que realicé hace tiempo, con el tema de la ciudad, y en las que, además del tema urbano, se puede apreciar una constante estilística que representa mucho el proceso de mi trabajo, pues utilizo los grises para representar lo que pinto. Las obras en blanco y negro fueron el resultado de la influencia tan grande que tiene en mi trabajo el dibujo y en general la gráfica.

Andén 2, Óleo sobre madera, 50 x 60 cm, 2011, Eduardo Muñoz.

Además, se nota el proceso de análisis y digitalización de la imagen, puesto que no existe un modelado general de la luz, sino una segmentación en unos cuantos tonos. Como si se hubiera aplicado un filtro específico en la computadora.

Andén 1, Óleo sobre madera, 50 x 60 cm, 2011, Eduardo Muñoz

En particular, una de las piezas que más me agrada de esta serie es un mosaico de paneles de madera titulado “Catedral”, en el que la figura se forma con cuadritos de distintos tonos de grises que de cerca parecen sólo unos cuantos cuadros grises pegados en la pared, pero que desde lejos nos remiten a la Catedral Metropolitana, y que nos llevó (a Marcela Arias, Rosely Barranco, Sandra Godínez, Marco Antonio Ramos y yo) un par de dìas de arduo esfuerzo para terminarla.
Catedral, Acrílico sobre recuadros de madera de 5 x 5 cm cada uno, 180 x 210 cm, 2011, Eduardo Muñoz

Espero que les gusten.

*Fragmento de texto de sala de la muestra “Madre Concreta” C.C.O.Y., Ciudad de México, 2011

GuardarGuardar

Cartón

Una vez que no tenía dinero y tenía una expo pendiente. No puedo decir que fue una etapa en particular de mi vida, por que la verdad es que muchas veces me he qedado sin dinero y he necesitado terminar alguna exposición particular, así que esa fue una de tantas veces.

Y como de la necesidad surge la creatividad, pues me dedique a buscar materiales reciclados a ver qué se podía hacer, y entonces me di cuenta que el material también tiene su propio lenguaje, y que la mejor manera de permitir que se exprese es no ocultándolo, así que realicé una serie de piezas tituladas Web Based, que constaban de imágenes tomadas de internet y pintadas sobre cartón, en el que la imprimatura no cubre por completo la superficie del propio cartón.

Las imagenes resultantes tienen como característica una especie de fragilidad, intuida por el propio material, y le agrega una materialidad distinta a las piezas, generando un vínculo entre la realidad del propio soporte con la ilusión de la misma imagen

Las piezas que les quiero compartir en este momento son de mis favoritas y espero que les gusten.

GuardarGuardar

Bocetos

El andar haciendo imágenes es algo que requiere mucho trabajo, reflección y constancia. Yo siempre tengo que pasar mucho tiempo pensando lo que voy a hacer y después tengo que andar viendo muchas imágenes que se asemejen a lo que quiero y también necesito realizar muchos bocetos. En esta ocasión quiero compartir una serie de bocetos que he realizado. Sin orden real de organización, les pongo algunas imágenes que he hecho desde la prepa hasta ahora.
Espero que les gusten.

Este boceto lo hice en la ENAP, cuando estaba copiando algunos dibujos de Leonardo Da’Vinci.

Estos bocetos los hice para un proyecto de pintura y dibujo en pequeño formato. En esa época estaba yo muy interesado en las fotografías que aparecían en las revistas y en los periódicos.

Acá, una imagen de mi cuaderno de notas, que hice una tarde que estaba esperando a alguien en Coyoacán.

Esta es la base de una acuarela que hice hace casi un año. Nada de que presumir, pero para mí es importante, por que fue la primer pieza que hice despuès de un periodo de casi dos años de andar perdiendo el tiempo en otras cosas que no tienen que ver con el arte.

Los dos dibujos anteriores los rescaté de un cuaderno de Prepa. El primero creo que es de una vez que fui con mis amigos a tomar un café y mientras platicabamos de cosas sin importancia yo me puse a dibujar un árbol. El segundo es del pasillo que daba a la biblioteca, junto a la escalera, de mi escuela. En esos días, el sueño de mi vida era poder dedicarme a dibujar.

Esta imagen es un boceto para un grabado que hice hace un año para unos bilimbiques.

Las dos últimas son fotografías de un boceto para un desnudo que empecé a pintar hace un par de meses, pero que a mitad de proceso dejó de interesarme, pues el resultado no fue el que esperaba.

GuardarGuardar